Errores comunes que hay que evitar cuando se hace la transición a una dieta sin gluten:
1. Llenarse de alimentos procesados sin gluten
Aunque los productos sin gluten parecen estar por todas partes, muchos de ellos están cargados de azúcar y otros ingredientes de relleno, lo que los hace aún menos nutritivos que sus homólogos con gluten. En lugar de buscar alimentos envasados con la etiqueta "sin gluten", céntrate en los alimentos integrales que no contienen gluten de forma natural, como la carne, los huevos, el pescado, las verduras, la fruta, los frutos secos y las semillas.
2. No aprender las diferentes fuentes de gluten
Probablemente ya sepa que el gluten se encuentra en el trigo, pero también hay otros ingredientes a los que debe prestar atención. El gluten también puede encontrarse en el centeno, la cebada y la avena pueden contener gluten a menudo porque se cosechan en el mismo equipo que los granos con gluten. Recuerda el acrónimo "BROW" cuando leas las etiquetas; significa cebada, centeno, avena y trigo. Conozca las fuentes comunes y no tan comunes de gluten y aprenda a leer las etiquetas con atención.
3. Comer alimentos envasados sin gluten sólo porque se sienten seguros
No consumir gluten puede ser abrumador. Muchas personas caen en el mal hábito de recurrir a los alimentos envasados etiquetados como sin gluten simplemente porque se sienten "seguros" y no necesitan leer las etiquetas. Si normalmente no comes galletas con cada comida, no las comas sólo porque no tienen gluten. En su lugar, opta por verduras frescas o una pieza de fruta.
4. Olvidar las vitaminas y los medicamentos
Esto puede no parecer tan obvio para las personas que no están acostumbradas a lidiar con las restricciones alimentarias, pero éstas pueden ser fuentes furtivas de contaminación por gluten. Comprueba la etiqueta de todas las vitaminas y suplementos, y asegúrate de consultar con tu farmacéutico los ingredientes de cualquier medicamento que tomes con receta. El gluten puede encontrarse en todo, desde los suplementos de hierro hasta los medicamentos para el dolor de cabeza, así que asegúrate de leer siempre las etiquetas.

Receta del mes sin gluten

Chili de pollo blanco

Esta es una receta rápida y fácil de preparar en una olla de cocción lenta en los días fríos de invierno. Las sobras son aún mejores, especialmente cuando se sirven con chips de tortilla de maíz. Sólo asegúrese de comprobar que todos los ingredientes son libres de gluten, ya que esto puede variar de una marca a otra. 

5 tazas de pollo cocido picado (también se puede utilizar un pollo asado, sólo hay que asegurarse de que no tenga gluten)

3 latas (15 oz.) de alubias rojas, escurridas

1 caja (32 oz.) de caldo de pollo

1 (16 oz.) tarro de salsa suave

1 taza de maíz congelado

2 cucharaditas de comino molido

Guarnición: queso cheddar, crema agria, cilantro, jalapeños, aguacate

 

En una olla de cocción lenta de 6 cuartos, combine el pollo, los frijoles, el caldo, la salsa, el maíz y el comino. Tapa y cocina a fuego alto durante 3 horas, removiendo de vez en cuando. Reduzca el fuego a bajo y cocine a fuego lento durante 2 horas, revolviendo ocasionalmente. Sirva con pan de maíz sin gluten o chips de tortilla de maíz y adorne con queso cheddar, crema agria, cilantro, jalapeño y aguacate, si lo desea.